bouex - Get your own Digital Newspaper
by Isabel Rico
Peña Scout
Opinion

Home >
Opinion
126
EL SERVICIO EN EL ESCULTISMO

4/2/2016 12:00:34 PM
Por: Andres Estrada



 


El servicio en el escultismo


 


Desde hace mucho tiempo, en el escultismo se entiende por servir, el ayudar a alguien sin esperar nada a cambio, sin embargo, dejando de lado la contribución que se pueda recibir, este servicio se convierte en una actividad altamente vacía y en ocasiones perjudicial para el mismo movimiento, pues vemos como con el pasar del tiempo, el prestar servicio es más una obligación; denigrante en algunos casos, que un acto netamente voluntario y con altos índices de participación y aprendizaje.


Tomando como base las definiciones de sólo 2 diccionarios y dejando de lado las apreciaciones pedagógicas, tenemos que el servicio es:


RAE 



  • Favor que se hace a alguien.

  • Organización y personal destinados a cuidar intereses o satisfacer necesidades del público o de alguna entidad oficial o privada.


 


Wordreference



  • Labor o trabajo que se hace sirviendo al Estado o a otra entidad o persona.

  • Favor en beneficio de alguien.


Según lo anterior, el servir es hacer un trabajo, que se ha estipulado con un tercero para satisfacer, cuidar o mejorar una necesidad, objeto o bien.   Ahora bien, el escultismo propone, desde su filosofía: "el educar personas libres, responsables, abiertas, solidarias y comprometidas a la búsqueda del bien común con base en la verdad, promoviendo y propiciando un ámbito favorecedor al desarrollo y creencias de cada persona, ya sea un niño, joven o adulto scout." y en su metodología: el aprender haciendo.  Por tanto en el escultismo el servir toma un significado totalmente distinto, es el ayudar al otro sin esperar nada a cambio, más que la recompensa de sentirse bien.  Según esto el servir como actividad unilateralmente contributiva desaparece pero se suma el aprender haciendo, dando como resultado un servir donde hay  disfrute, aprendizaje y utilidad para el prestamista del servicio, es decir, nuestros niños, jóvenes y adultos.


Desde cualquiera de las etapas de la vida, el scout es formado para que se interiorice la filosofía y el método: “En la manada, se busca aplicar la máxima del “lobato piensa siempre en los demás”. En la edad scout, la ley proclama con orgullo que “el scout está hecho para servir y salvar a su prójimo”. Es una misión que cada chico asume al pronunciar su promesa. Sobre su honor, el muchacho decide prestar un servicio cada día a alguien. La Buena Acción diaria es, ante todo, un juego: se juega a prestar un servicio. Después, se convierte en una exigencia moral, necesaria para el equilibrio de la vida. El scout se prepara para respetar su palabra, por la práctica de técnicas de socorrismo e intervención, por los ejercicios de alerta.  En la edad rover, el servicio se convierte en un acto reflejo. El rover está “siempre de servicio”, “siempre alerta”; El scout en definitiva, con el avanzar en su plan de adelanto y en su vida diaria debe ir creciendo en el servicio comunitario con buena voluntad.


Así pues, vemos que el servir debe ser una actividad gratificante para quien la realiza y estar siempre acompañado de su tutor, es decir, el cuerpo de jefatura, con el fin de guiar, apoyar,  mejorar y fomentar el cuidado no sólo del bien ajeno, sino la integridad misma de los participantes.


 


 


 




X
User

Password

News Widget PUBLISH from your EMAIL! Contact Welcome! What is boueX? Global Newspapers powered By Diego Fuks
include your Adsense ad
and start earning money now!